No soy un fan de escribir un diario cada noche, ni siquiera cada semana, pero por el contrario creo que si encontraría agradable simplemente dar mi opinión sobre diferentes aspectos que rodean mis días y a su ves compartir mis conocimientos sobre esos temas.

Ahora en esta redacción de media noche preferiría hablar sobre una de las cosas que más me han apasionado en los últimos meses; Linux.

Para empezar supongo que sería mejor explicar que es linux, GNU y el software libre tratando de no adentrarme en detalles técnicos.

Empezare por GNU, muchos que de ves en cuando se adentran a un foro o blog como ALT1040 llegaran a haber leído ese acrónimo pensando que es parte del idioma de los nerds de las computadoras además de ser imposible su comprensión para la gente común; pero esta es creo que la opinión más lejana e irreal de la que he oído hablar, GNU es simplemente un programa y el inicio de una filosofía que en los últimos dos años y con un increíble estruendo hace una semana; hizo temblar al emporio de software Microsoft ya que Valve (una compañía dedicada a desarrollar y distribuir videojuegos) decidió abandonar Windows para su última versión y mudarse a linux (el mayor resto del GNU original y su estandarte).
Esta filosofía es desarrollar código de programación y software de libre consumo y modificación; en otras palabras, programas gratuitos de libre modificación y reestructuración (contando con sus excepciones).

Ahora Linux: linux es simplemente un sistema operativo como Windows, Mac Os o IOs y con la grandisima y más popular diferencia de que es en la gran mayoría de sus distribuciones gratuito; y no solo es gratis, si no que lo puedes modificar a tu gusto sin atenerte a alguna clase de demanda o problema legal como si sucede en los otros sistemas.
Este sistema al tener esas características de libre modificación a evolucionado de tal manera que simplemente a revolucionado el modo en el que un sistema operativo tiene que ser para con el usuario al tener no solo una versión, si no innumerables versiones a las que se les llama distribuciones. A continuación les explico que son estas “Distribuciones”

Son otros sistemas operativos con una variable de diferencias basados en el núcleo central de linux “Kernel”, cada uno con sus propios enfoques, características y filosofías.
Entre las más populares están Ubuntu, Fedora, Debian, OpenSUSE, Red Hat (con licencia de pago enfocado a empresas) y muchísimas más, todas con sus pros y contras, además de tener diferentes enfoques y diferentes presentaciones. Actualmente estoy usando Ubuntu y descargando el Fedora para probarlo.
Ubuntu es uno de los más populares y por lo tanto con mayor soporte de la comunidad, su enfoque es el usuario final, lo que significa facilidad de uso y un alto nivel de estabilidad. Personalmente uno de los detalles que más me encanta de este sistema además de la gran cantidad de software disponible es su entorno gráfico (la manera en que se presenta el sistema operativo para interactuar con el usuario) ya que no solo permite agregarle infinidad de interacciones con redes sociales y distintas páginas web, si no que reconspetualiza la manera en la que debe interactuar el sistema con los programas y el mismo sistema con el usuario