Buscar

El gato sin escritorio

Autididacta | Diseño | Arte | Tecnología

Categoría

Opinión

Almacenamiento en la nube y otras historias de terror

Hace unos meses, en el blog DesdeLinux, elav publicó un artículo de opinión acerca de los pros, y sobre todo las contras que tiene el almacenamiento en nube. Recientemente confirmé sin mucho dolor su perspectiva.

Entre otras cosas, elav señalaba el ¿Que pasarían con mis datos si ese servicio despareciese súbitamente de la misma manera que Megaupload?, pues es sencillo, pierdes tus datos y cualquier otra cosa que hayas almacenado en ella y muy probablemente sin alguna posibilidad de recuperarla.
Ante esto yo había pensado que mientras no almacenase en servicios que son usados para fines no tan bien vistos por la NSA como era el caso de Megaupload y recientemente hotfile, mis archivos estaban a salvo de las garras del vació y de Obama, pero como recién me di cuenta, me equivoque.
Megacloud, un servicio de almacenamiento en nube que ofrecía 16 gb de almacenamiento gratuito en nube cerró sus servidores sin dar alguna clase de aviso o advertencia, jamás recibí un correo, en ningún momento hubo si quiera un tweet sobre este asunto. Se esfumó sin dejar nada más que el sabor de la incertidumbre virtual.

Investigando un poco más en el asunto, descubrí que no a sido el único servicio de este tipo en desaparecer casi de manera súbita sin alguna razón aparente que diese pie a tal hecho. Nirvanix, una solución cloud que estaba contemplando para un proyecto editorial, educativo y musical en el que colaboro, cerro sus puertas dando un aviso a sus clientes del cierre dando solo dos semanas para sacar sus datos. Y esta no era una compañía pequeña o sin experiencia, si no que servía como plataforma virtual para docenas de startups y otras decenas de compañías medianas que dependían de sus múltiples y accesibles servicios con nada menos que siete años de experiencia.

A pesar de que solo una de estas dos historias terminaron en la tragedia de la perdida masiva de archivos, nos deja a los usuarios de nubes como  Copy con el terror de la desaparición súbita de nuestros datos almacenados en la nube.

La solución

Aún con un escenario tan trágico como este, no todo son nubarrones oscuros en el cielo. Existen alternativas económicas, seguras y abiertas de almacenamiento en nube.

Las centralizadas

Estas dependen de un servidor central, que automáticamente es un punto débil, pero tienen reputación suficiente como para confiar nuestros datos en estas soluciones:

Quizá de las dos últimas tengas que preocuparte de la NSA, pero cuando tienes legitimidad sobre tus archivos no hay nada de que preocuparse.

Las p2p y autogestionados

A pesar de haber menos jugadores en esta categoría, son las más confiables, ya que de manera similar al torrent, los archivos son sincronizados entre computadores personales o administrados por uno mismo, en lugar de pasar primero por un servidor al cual no tienes acceso.

Anuncios

De hackers y crackers

Quisiera hacer un llamado a la eliminación de el mal uso del termino “Hacker” y derivados.

Un hacker es aquel que se rige bajo un código moral y legal acorde a su espacio y tiempo histórico; dedicándose a la comprobación, construcción y reforzamiento de la seguridad de los sistemas digitales que “hackea”

Un cracker es aquel que únicamente rompe estás medidas de seguridad creadas e implantadas por los hackers de una manera ajena a la legalidad y, o cualquier otro código moral del espacio y tiempo histórico en el que se desenvuelve.

Los hackers pueden trabajar o actuar tanto por dinero (construyendo la seguridad de alguna empresa o privado que pague por sus servicios), o de manera voluntaria; un ejemplo de esta última sería construir una nube de transferencia, sincronización de datos, y compartición de archivos para uno o más movimientos sociales.

Los crackers, únicamente destruyen o traspasan esta clase de trabajos creados por los hackers, por lo general no tiene algún valor ético o social bajo ningún punto de vista socialmente aceptable (nótese que no hablo en absolutos). Ya sea por dinero, placer, poder, causa, o satisfacción personal; los crackers rompen cualquier sistema de seguridad y  candado con el fin ya sea solo de destruir, u obtención de datos.

Una ves teniendo en cuenta el uso correcto de estos términos; no podemos calíficar a un hacker de criminal o santo, lo mismo con los crackers.
Recién he visto la nota que refiere al “hackeo de las cuentas oficiales de twitter y páginas web de un personaje político de Perú, esto no es un “hackeo” aunque este popularizado en gran medida esa forma de usar este termino; más bien podría decirse en un lenguaje no técnico, el crackeo, o apropiación de tal o cual cuenta y sitio web. Un hackeo sería que alguien reportase al dueño de la cuenta y, o el “master” de la página una vulnerabilidad en ella e incluso la forma de corregirlo.

Realmente espero que con el tiempo estos términos  sean usados correctamente para evitar la ignorancia y por ende confusiones que pueden llegar a terribles eventos

Free, free y más cosas de linux

No soy un fan de escribir un diario cada noche, ni siquiera cada semana, pero por el contrario creo que si encontraría agradable simplemente dar mi opinión sobre diferentes aspectos que rodean mis días y a su ves compartir mis conocimientos sobre esos temas.

Ahora en esta redacción de media noche preferiría hablar sobre una de las cosas que más me han apasionado en los últimos meses; Linux.

Para empezar supongo que sería mejor explicar que es linux, GNU y el software libre tratando de no adentrarme en detalles técnicos.

Empezare por GNU, muchos que de ves en cuando se adentran a un foro o blog como ALT1040 llegaran a haber leído ese acrónimo pensando que es parte del idioma de los nerds de las computadoras además de ser imposible su comprensión para la gente común; pero esta es creo que la opinión más lejana e irreal de la que he oído hablar, GNU es simplemente un programa y el inicio de una filosofía que en los últimos dos años y con un increíble estruendo hace una semana; hizo temblar al emporio de software Microsoft ya que Valve (una compañía dedicada a desarrollar y distribuir videojuegos) decidió abandonar Windows para su última versión y mudarse a linux (el mayor resto del GNU original y su estandarte).
Esta filosofía es desarrollar código de programación y software de libre consumo y modificación; en otras palabras, programas gratuitos de libre modificación y reestructuración (contando con sus excepciones).

Ahora Linux: linux es simplemente un sistema operativo como Windows, Mac Os o IOs y con la grandisima y más popular diferencia de que es en la gran mayoría de sus distribuciones gratuito; y no solo es gratis, si no que lo puedes modificar a tu gusto sin atenerte a alguna clase de demanda o problema legal como si sucede en los otros sistemas.
Este sistema al tener esas características de libre modificación a evolucionado de tal manera que simplemente a revolucionado el modo en el que un sistema operativo tiene que ser para con el usuario al tener no solo una versión, si no innumerables versiones a las que se les llama distribuciones. A continuación les explico que son estas “Distribuciones”

Son otros sistemas operativos con una variable de diferencias basados en el núcleo central de linux “Kernel”, cada uno con sus propios enfoques, características y filosofías.
Entre las más populares están Ubuntu, Fedora, Debian, OpenSUSE, Red Hat (con licencia de pago enfocado a empresas) y muchísimas más, todas con sus pros y contras, además de tener diferentes enfoques y diferentes presentaciones. Actualmente estoy usando Ubuntu y descargando el Fedora para probarlo.
Ubuntu es uno de los más populares y por lo tanto con mayor soporte de la comunidad, su enfoque es el usuario final, lo que significa facilidad de uso y un alto nivel de estabilidad. Personalmente uno de los detalles que más me encanta de este sistema además de la gran cantidad de software disponible es su entorno gráfico (la manera en que se presenta el sistema operativo para interactuar con el usuario) ya que no solo permite agregarle infinidad de interacciones con redes sociales y distintas páginas web, si no que reconspetualiza la manera en la que debe interactuar el sistema con los programas y el mismo sistema con el usuario

Membranas y limitantes

Siempre he creído que el peor enemigo de un artista es la frustración y la desesperación de no encontrar en su obra la perfección que busca. Pero más aún el peor enemigo que existe es el deseo de renunciar, el ver que no conseguirás lo que siempre añoraste, el ver que no eres capaz de cargar con lo que te has puesto sobre los hombros; pero la razón por la que sobrevivimos y conseguimos lograr lo imposible, es por que justamente siempre perseguimos imposibles sin importarnos si es incluso algo real.

Como conclusión solo quiero decir que los artistas somos los que hacen las cosas imposibles posibles, no importa si lo hacemos con pinceles, letras, sonidos, formulas matemáticas, o moléculas subatómicas.

Justo con ese pensamiento he seguido una creciente disciplina en mis expresiones artísticas. Esto es lo que he conseguido en el último mes

ImagenImagenImagen

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: